Los Profetas,
Ejecutores del Nuevo Pacto: Efesios 4:11-17 (vol. 3)

Profeta Edgar Iraheta

Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
Share on telegram

Los profetas pueden profetizar, pueden traer revelación fresca y conocimiento para ayudarnos a seguir a Jesús. Sin embargo, su mayor llamado es ayudar al Cuerpo de Cristo a escuchar a Jesús por sí mismo para que pueda ser guiado a cumplir su misión en Cristo.

Profeta Edgar Iraheta

COORDINADOR DE CI EN ESPAÑOL

En los dos últimos artículos hemos hablado del rol del profeta como ejecutor del pacto de Dios con su pueblo. Hemos examinado como el Profeta operó en el contexto del Antiguo Pacto en comparación con el Nuevo Pacto. En esta tercera parte veremos ahora las formas específicas y prácticas en como un profeta puede ser ejecutor del pacto de Jesús con su Iglesia. En el capítulo 4 de Efesios, versículos 11 al 16, encontramos el llamado de los Profetas al ministerio en equipo, la descripción de su trabajo y el resultado de su labor. Esta descripción que Efesios nos da, también se aplica a los otros cuatro ministerios mencionados en este pasaje. Leamos este pasaje primero, y luego lo estudiaremos:

MINISTERIO EN EQUIPO (Versículo 11)

En el primer versículo hay cinco ministerios diferentes dados por Jesús para cumplir su pacto con la Iglesia.  Estos cinco ministerios trabajan juntos para escuchar el corazón, los planes, propósitos y la agenda de Jesús para ayudar a edificar Su Iglesia. Esto también significa que el fundamento de cualquiera de estos cinco ministerios tiene que estar en el ministerio de equipo. Estos no son ministerios independientes, sino que son interdependientes. En Hechos 13:1, vemos que el ministerio en equipo era común entre estas funciones ministeriales. Dice: “En la iglesia que estaba en Antioquía había profetas y maestros…” Un punto importante de este pasaje de escritura es que los profetas y maestros ungieron a Pablo y Bernabé para ser apóstoles. Sin embargo, volveremos a esto más adelante en otro artículo. Lo importante aquí es, que todo ministro quíntuple debe ser parte de un equipo.

DESCRIPCIÓN DE SU FUNCIÓN (Versículo 12)

En el verso 12 de Efesios 4, podemos encontrar una clara descripción de la función del ministerio quíntuple, y en particular, nos enfocaremos en el profeta. Dice: “a fin de capacitar al pueblo de Dios para la obra de servicio, para edificar el cuerpo de Cristo.” Aquí el apóstol Pablo nos da dos palabras clave que hay que estudiar para entender el rol del profeta en la Iglesia de hoy. Notarás que sus definiciones son similares, pero su función y propósito son diferentes debidos al contexto en el que se utilizan.

CAPACITAR

La palabra capacitar aquí es katartismos, que significa completar sust. — llevar a alguien o algo a la compleción (perfecta y adecuada en cada aspecto) y adaptado para algún propósito. Una de las funciones de un profeta es ayudar a llevar a los santos a un punto en el que estén adecuadamente capacitados para hacer el trabajo del ministerio. ¿Cómo logra esto un profeta?

  • Enseñanza fundamental sobre la Palabra de Dios (El fundamento de todo ministerio profético es la Escritura).
  • Sana Doctrina.
  • Principios Sanos de Estudio e Interpretación Bíblica.
  • Principios Fundamentales para Escuchar la Voz de Dios a través de la activación, impartición y enseñanza.
  • Protocolos Sanos para ministrar proféticamente.
  • Fundamentos Bíblicos de activación profética.
  • Discernimiento entre lo que Dios habla, el Alma, la Carne y los agentes externos que influyen en su capacidad de oír.

La lista anterior son solamente algunas formas en las que el profeta cumple su función como capacitador; son claves y cruciales que deben hacerse para que un Santo esté completa y adecuadamente capacitado para la obra del ministerio.

EDIFICAR

La palabra edificación es oikodome que significa edificar sust.el acto de avanzar algo hacia su plenitud o terminación; entendido como el proceso de ayudar en la construcción de un edificio incompleto. Mientras que un profeta capacita a un Santo para que haga correctamente su trabajo en el ministerio. Esa función y trabajo que hace el profeta como capacitador ayuda a edificar el Cuerpo de Cristo. A medida que esto se cumple, el Cuerpo de Cristo se acerca a la plenitud o terminación de ser edificado en los planos de Jesús (Mateo 16:18).

Los profetas deben ejecutar el Nuevo Pacto capacitando a los Santos para que escuchen a Jesús y para que cumplan su destino y propósito mientras trabajan para hacer avanzar Su Reino. Este trabajo ayuda continuamente a terminar la obra que Jesús comenzó de edificar la Iglesia. Sin embargo, este trabajo se llevará a cabo hasta que el Cuerpo de Cristo cumpla los propósitos de Dios, como se revela en los versículos 13 a 16.

LOS RESULTADOS (Versículos 13-16)

¿Qué sucede cuando el ministerio quíntuple cumple su función correctamente? ¿Hay una manera de determinar si hemos visto el verdadero ministerio quíntuple llevándose a cabo en nuestros días? Efesios 4:11-13 nos proporciona un fundamento que dice que todo este ministerio se hace en equipo para capacitar a los santos y edificar la Iglesia.

Cuando los ministros quíntuples trabajan juntos en el ministerio en equipo y cumplen su función y descripción de trabajo de capacitar y edificar el Cuerpo de Cristo, veremos que sucede lo siguiente:

  • Una manifestación de la Unidad de la Fe.
  • Un conocimiento real del Hijo de Dios.
  • Los santos llegarán a la madurez, a la estatura de la plenitud de Cristo.
  • Tendremos estabilidad, el Cuerpo no será sacudido por las olas y llevado de aquí para allá por todo viento de doctrina, por la astucia de los hombres, por el error.
  • La verdad será hablada en amor que provocará el crecimiento en Cristo.
  • Veremos un crecimiento en todos los aspectos en Cristo.
  • Veremos el cuerpo funcionando adecuadamente con cada miembro, produciendo crecimiento y edificación en amor.

Así como los profetas en el Antiguo Testamento pudieron ayudar al pueblo de Dios a acercarse a Él y cumplir el Pacto. De la misma manera, los profetas de hoy están llamados a acercar a la Iglesia a Jesús para ayudar a cumplir su Pacto con Él. Los profetas pueden profetizar, pueden traer revelación fresca y conocimiento para ayudarnos a seguir a Jesús. Sin embargo, su mayor llamado es ayudar al Cuerpo de Cristo a escuchar a Jesús por sí mismo para que pueda ser guiado a cumplir su misión en Cristo. 

 

Suscríbete a nuestro NewsLetter