Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
Share on telegram

Es la década de la Voz: un tiempo en el que debemos escuchar la Voz de Dios como nunca antes, pero también reconocer que estamos en una guerra de voces, con voces contendientes y competidoras que tratan de controlar la narrativa”.

PASTORA DE VISION CHURCH

Palabra para 2022: Llaves de la doble porción

Por Apóstol Jane Hamon

2022 es 5782 en el calendario hebreo 

Al comienzo de cada nuevo año, nueva temporada o nuevo ciclo siempre es beneficioso tomar tiempo para escuchar al Señor para oír Su corazón para Su ekklesia y alinearse con Sus propósitos en la tierra. A medida que entramos en el año 2022 en el calendario romano, quería destacar primero el año hebreo 5782 que comenzó en septiembre y que creo que nos ayudará a encontrar el enfoque para esta temporada.  Es el año Peh Bet (centrándonos en los dos últimos números).  Peh es la palabra hebrea para ochenta, haciendo referencia a la década en la que nos encontramos.  Peh es también la palabra para boca, voz y sonido.

Es la década de la Voz: un tiempo en el que debemos escuchar la Voz de Dios como nunca antes, pero también reconocer que estamos en una guerra de voces, con voces contendientes y competidoras que tratan de controlar la narrativa.  Vemos esta batalla en nuestros medios de comunicación y en las redes sociales y, especialmente, con la actual “cultura de la cancelación” que hace estragos en la cultura.  Isaías 30:31 nos dice: “¡La voz del Señor destrozará al enemigo!”.

Creo que veremos varias grandes victorias en esta década mientras Dios ayuda a su pueblo a reescribir la narrativa que está afectando a las regiones e incluso a las naciones.  La palabra hebrea Bet (2) es la palabra que significa casa.  Creo que Dios está construyendo su casa para el futuro.  La Iglesia se está convirtiendo en lo que fue creada para ser, con toda autoridad, poder y dominio.  La verdadera iglesia, la ekklesia, está emergiendo en esta hora para tomar su lugar y legislar los propósitos divinos de Dios como nunca antes. 

Mientras meditaba en el año 5782, me sentí guiada a buscar el número de la concordancia de Strong’s representado por este año.  ¡Lo que encontré fue muy alentador!  Se trata de la palabra hebrea Ur, que significa: abrir los ojos, ¡despertar!  (Como en las escrituras cuando se dice, ‘Despierta Débora, despierta oh brazo del Señor, o despierta a los hombres poderosos’) levantar tu arma, blandir tu lanza, levantar, avivarte, avivar el poder, avivar la fuerza, levantar un grito de guerra, ser avivado por el Espíritu del Señor.   

Definitivamente creo que estamos en una hora de despertar. Dios está permitiendo un gran sacudimiento este año que producirá un Gran Despertar en los años venideros.  Ya estamos en las etapas iniciales de ver tanto el sacudimiento como el despertar.  Recuerdo las palabras de Charles Finney del Segundo Gran Despertar cuando dijo, “un avivamiento cambia el corazón de un hombre, mientras que un despertar cambia el corazón de una nación”.  En Juan 20:22 (para el año 2022) dice: “Él (Jesús) sopló sobre ellos y les dijo: “Recibid el Espíritu Santo”.  Debemos permitir que Dios sople sobre nosotros de una manera nueva este año para llenarnos y darnos poder para este despertar. Señor, envía el despertar a tu iglesia.  Señor, envía el despertar a los Estados Unidos. Señor, envía el despertar a las naciones para la mayor cosecha de los últimos días jamás vista en la tierra. 

Una última reflexión sobre el año hebreo es que se trata de un año shmita, que es el séptimo año del ciclo agrícola ordenado por la Torá.  Se considera un año de descanso y liberación y conlleva la expectativa de una herencia restaurada, una provisión sobrenatural y el perdón de las deudas.  Dios tiene cosas milagrosas reservadas para su pueblo este año, pero debemos esforzarnos para entrar en el descanso, incluso mientras nos apresuramos en todo lo que Él está haciendo.  

Un año de doble porción

Parece bastante obvio con todos los 2 en el año 2022 que Dios decretaría un año de doble porción.  Sin embargo, cuando miramos la historia de Elías y Eliseo vemos que la petición de una doble porción se alinea con este año hebreo actual.  La frase “doble porción” en hebreo es en realidad doble peh. Esto se alinea con el año 82, o peh, dos o doble.  En hebreo significa literalmente un año de doble porción.

En la conocida historia de 2 Reyes 2, Eliseo pidió: “Por favor, que una doble porción (peh) de tu espíritu esté sobre mí”.  Y Elías dijo: Has pedido una cosa difícil, sin embargo, si me ves cuando sea quitado de ti, así será, pero si no me ves no será así“.  Creo que en este año de la doble porción Dios nos está diciendo que no podemos permitirnos perder nuestro enfoque.  Si mantenemos nuestros ojos en Él en medio de todo el temblor, Él nos llevará, individual y corporativamente a la temporada más sobrenatural y milagrosa que jamás hayamos visto, pero debemos mantenernos enfocados para poder recibir.

¡La Iglesia de Eliseo se levanta! 

Hay un paralelismo en la historia de Elías y Eliseo recibiendo su manto y Jesús y su Iglesia que recibieron el Espíritu Santo.  Cuando Elías subió, su manto bajó y Eliseo recibió el poder de hacer milagros que nunca antes había hecho.  Cuando Jesús ascendió, su manto bajó en la forma del Espíritu Santo y nosotros, la ekklesia, fuimos empoderados para vivir en lo sobrenatural con señales, maravillas y milagros.  Lo que hemos recibido de Cristo es mucho más grande que lo que Eliseo recibió de Elías.

Sin embargo, vemos que incluso en la autoridad limitada de Eliseo, él rompió una maldición de una ciudad y la vio transformada.  Profetizó a los reyes, liberó la provisión financiera multiplicada para la viuda, abrió un vientre estéril, resucitó al hijo muerto de la sunamita, curó el guiso venenoso, multiplicó el pan para que todos pudieran comer, desató la sanidad en Naamán, el comandante sirio, de la lepra, hizo flotar la cabeza de un hacha (recuperando el filo), reveló las trampas del enemigo, hizo que la ceguera cayera sobre sus enemigos y profetizó el fin del asedio de Samaria.

Jezabel fue derrotada durante el tiempo de Eliseo y otra vez cambió el poder en la nación. Incluso después de su muerte, arrojaron un hombre muerto encima de sus huesos… ¡y el hombre revivió! Hay una generación de Eliseo que se levanta con el mismo tipo de poder y autoridad, pero mucho más grande porque nuestro manto viene del Espíritu Santo que mora en nosotros.  ¡Debemos levantarnos y poner la Doble Porción a trabajar!

Mi decreto para la doble porción

DILO EN VOZ ALTA

Yo decreto que este será mi año de doble porción. Recibo un nuevo manto para este nuevo día. Me quito el viejo manto de la limitación y el miedo y en su lugar activo el coraje para entrar en lo sobrenatural de una manera totalmente nueva. Me mantendré enfocado para recibir el poder fresco Dunamis del Espíritu Santo dentro de mí. Yo avivo mi santísima fe. Los milagros son mi porción.  Señales y maravillas son mi forma de vida. Recibo mayor autoridad para representarte a ti y a tu Reino ante el mundo que me rodea. Recibo mi doble porción de bendición y aumento en cada área. ¡Este será mi año de avance en el 2022! 

Visión de las llaves 

Tuve una visión en la que Jesús me presentaba un llavero con tres llaves: una de oro, una de plata y una de bronce u oscura – de aspecto antiguo.  Me dijo “usa estas para ir a abrir más”.  Mientras esperaba le oí decir: “¡Quiero desatar más en ti para poder desatar más PARA ti y luego desatar más A TRAVÉS de ti!”. Sabía que estas eran llaves que la ekklesia necesitaría para abrir cosas para la nueva temporada: abrir la autoridad, abrir los cielos, la tierra, los recursos, el favor, etc.  Cada llave tenía un propósito específico que discutiremos en un momento.   Esto significa que ciertas cosas que han estado encerradas e inaccesibles, se hacen accesibles cuando la ekklesia usa correctamente sus llaves. Significa que las puertas cerradas están siendo abiertas para que el Rey de la Gloria pueda entrar. 

Significado del Guardián de las Llaves 

Jesús nos dio uno de los pasajes más significativos de las escrituras con respecto a nuestra autoridad en el reino como ekklesia y las llaves que usaríamos para realizar los deberes de nuestro oficio. En Mateo 16:18-19 dijo, “Tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi iglesia (ekklesia) y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella. Y te daré las llaves del reino, y todo lo que ates en la tierra quedará atado en el cielo, y todo lo que desates en la tierra quedará desatado en el cielo”.  Se han predicado muchos mensajes sobre las llaves del reino, sin embargo, creo que necesitamos entender el significado de las llaves en las culturas orientales para comprender plenamente esta época.  Una vez que comprendamos esto, sabremos cómo utilizar este llavero que se nos presenta. 

Un tiempo de reforma 

En Isaías 22 (sí, significativo para el 2022), encontramos una historia de reforma en el reino, durante el reinado de Ezequías, un justo reformador que gobernó Jerusalén.  Ezequías fue un buen rey comprometido con la reforma en su nación, haciendo que el pueblo volviera a Dios, a la ley de Dios y a la adoración adecuada después del reinado malvado e idólatra de su padre, Acaz.  2 Reyes 18:5 nos dice “Ezequías confió en el Señor, el Dios de Israel. No hubo nadie como él entre todos los reyes de Judá, ni antes ni después de él”. Él es un ejemplo para nosotros de un líder justo que estaba comprometido de todo corazón con la restauración de la tierra a Dios, pero que se enfrentó a la lucha de su vida, primero al ser socavado por la agitación política dentro de su propio reino, y luego al ser asediado por los asirios.  En ambos casos, Dios luchó por Ezequías y defendió a Jerusalén.  

El nombre de Ezequías significa: ¡Jehová es mi fuerza!  La palabra hebrea es Chazak, que significa: ¡agarrar, ser valiente, ser fuerte, curar, sanar, reparar, ser obstinado, conquistar, fortificar, animar, prevalecer!  Señor, permítenos caminar con la misma fuerza, el mismo coraje y el mismo compromiso de Ezequías para superar todos los desafíos y prevalecer en todas las batallas. Dios está liberando fuerza y una obstinada persistencia a Su pueblo para mantener la línea y no rendirse sin importar lo que enfrentemos. Debemos resistir la resistencia del enemigo en esta temporada para ver la victoria. 

En estos tiempos de reforma espiritual de la iglesia, Dios está buscando líderes que no tengan miedo de tomar una posición, para contender y volver a las naciones a Dios. La agitación política y las agendas injustas han tratado de resistir el avivamiento, el despertar y la reforma que Dios ha previsto para este tiempo.  Debemos levantarnos y resistir esta resistencia creciente. Esté atento a los reformadores espirituales y políticos que se levantarán y traerán a Dios de vuelta a la plaza pública, de vuelta a la conversación y presionarán a aquellos que tratan de expulsarlo. La persecución y el odio contra los creyentes va a aumentar, sí, incluso en los Estados Unidos, por lo que debemos ser fuertes en nuestra postura por la rectitud y la verdadera justicia bíblica en los días venideros y no quedar atrapados en discusiones mezquinas, bendiciendo a los que nos maldicen y haciendo el bien a los que nos usan despectivamente.  Debemos mantenernos enfocados en el despertar y la reforma. Las naciones están en juego. 

El hombre fuerte de Sebna está cayendo 

En Isaías 22:15-19 Isaías reprende a Sebna, el administrador o tesorero de la casa del rey Ezequías (o el guardián de las llaves), que ocupaba uno de los más altos puestos de autoridad en esa tierra.  Utilizaba su cargo para promocionarse, contratando carros para su gloria, construyendo un rico sepulcro en un lugar alto. Era el administrador de la casa, no el rey, pero como guardián de las llaves ejercía un control supremo sobre el palacio, sobre el acceso al tesoro y a la sala del trono, y tenía completa autoridad sobre los asuntos del reino.

Sin embargo, Dios lo juzgó injusto, lleno de orgullo e ilegítimo como funcionario. Estaba saboteando la visión de reforma de Ezequías.  Los eruditos hebreos incluso conjeturan que estaba secretamente aliado con los asirios.  En Isaías 22:17 se le llama hombre poderoso, pero la versión ampliada lo traduce como hombre fuerte.  Creo que Sebna es un hombre fuerte espiritual sobre las naciones, que confía en su poder y posicionamiento, lleno de orgullo, socavando la agenda de Dios de libertad, esperanza y vida, gobernando a través del miedo y la tiranía.  Este espíritu, y aquellos afectados por él, están ejerciendo el poder a través de los espíritus políticos y religiosos, a través del control de la narrativa a través de los medios de comunicación y apagando las voces contrarias. La batalla es sobre naciones y generaciones y estará marcada por cuatro campos de batalla actualmente controlados por Shebna: 

     1) ¿A quién se adora? (Foco central de la tierra). 

     2) ¿Quién controla las líneas de suministro? (Finanzas, recursos). 

     3) ¿Quién establece la política? (Poder político). 

     4) ¿Quién controla la narrativa?  (Medios de comunicación). 

Ezequías era un gobernante justo, pero el que lo representaba no lo era.  Dios declaró, a través de Isaías, que “ya basta” y fue despojado de sus vestiduras reales, se le quitaron las llaves y toda su autoridad y responsabilidad fue entregada a otro llamado Eliaquim.  Eliaquim significa “el que Dios levanta o pone”.  Su padre era Hilcías, que significa “mi porción es Jehová”.  ¡Que el Señor sea nuestra porción en este día!    

Tanto como estamos orando y contendiendo por el avivamiento y el despertar, también debemos orar y decretar la reforma del reino de Dios para que el avivamiento sea sostenido. Mientras Dios está profetizando contra el hombre fuerte espiritual de Sebna sobre las naciones, también se está preparando para despojar de autoridad a aquellos llenos de orgullo y ego, con agendas impías que están posicionados, tanto naturalmente, gubernamentalmente como aquellos que abusan de las posiciones espirituales de autoridad para simplemente promover el yo.  Ha llegado el día en que Dios tratará con los líderes de Sebna, destituyéndolos de sus lugares de autoridad y dando posiciones en su lugar a los que Él está levantando, estableciendo para ser el guardián de las llaves.   

¡Los Eliaquims están surgiendo! 

Es un día de cambio de poder en la tierra. Ora por tus líderes, sin embargo, entiende que algunos líderes serán removidos.  Las naciones serán cambiadas por el cambio en la guardia.  Estamos en un momento de punto de inflexión en la tierra.  Comiencen a orar ahora para que surjan los Eliaquims que gobernarán con rectitud y justicia.  Comprende que puedes convertirte en un Shebna si permites que el orgullo y el ego te gobiernen. Ahora es el momento de examinar tu corazón. Pero también comprende que puedes convertirte en el Eliaquim de Dios en tu esfera de influencia para traer la transformación y la autoridad del reino.  Dios está buscando a aquellos que Él promoverá y aumentará en autoridad y responsabilidad y a aquellos cuyas voces serán desbloqueadas para la reforma.   

En Isaías 22:22 Dios dice de Eliaquim, “La llave de la casa de David la pondré sobre su hombro y él abrirá y nadie cerrará y él cerrará y nadie abrirá”.  Dios está poniendo las llaves del reino, la llave de David sobre el hombro de Su ekklesia para abrir y cerrar, para ejercer autoridad y para cerrar algunas cosas y cerrar otras. Dios nos está dando poder ilimitado y acceso ilimitado tanto a Su trono de gracia como a Su tesorería para todo lo que necesitaremos para hacer avanzar el reino.

Así como Eliaquim fue levantado para sostener la llave de la casa de David, que no era solo las llaves de un palacio sino de una nación, así Dios esta levantando a sus Eliaquims para sostener las llaves de ciudades y naciones y para derrocar principados y poderes, tanto naturales como espirituales. Las escamas están cayendo de los ojos de los creyentes para ver su camino espiritual de manera diferente, no sólo sobre la salvación o la bendición, sino sobre la responsabilidad gubernamental del Reino para afectar y cambiar su mundo. Es imperativo que la iglesia cambie del pensamiento de la segunda reforma, que era todo sobre el discipulado personal, el sacerdocio del creyente y la restauración de las doctrinas de Cristo, al pensamiento de la tercera reforma en el que abrazamos nuestro llamado como la ekklesia, legisladores y gobernantes espirituales, que pueden prohibir y permitir lo que sucede en nuestro mundo. 

Un pasaje similar al de Isaías 22:22 se ve en Apocalipsis 3:7,8,10 cuando Dios se dirige a la iglesia de Filadelfia, “Estas cosas dice aquel que es santo, aquel que es verdadero, aquel que tiene la llave de David, aquel que abre y nadie cierra y cierra y nadie abre. Yo conozco tus obras. Mira, he puesto delante de ti una puerta abierta, y nadie puede cerrarla; porque tienes poca fuerza, has guardado mi palabra y no has negado mi nombre… Porque has guardado mi mandato de perseverar, yo también te guardaré de la hora de la prueba que vendrá sobre el mundo entero, para probar a los que habitan en la tierra. He aquí que vengo pronto. Aférrate a lo que tienes, para que nadie te quite la corona”.  Creo que estamos viviendo en una de esas horas de prueba que ha llegado a todo el mundo.  En medio de esta época de prueba, ¡no permitas que nadie ni ninguna circunstancia te quite la corona o te quite la llave!  ¡Manténganse enfocados!  ¡Manténganse humildes!  ¡Mantente puro! 

Está claro que Jesús tiene esta llave, así como las llaves de la muerte y del infierno.  Isaías 9:6 dice de Jesús, el Mesías, que el gobierno estará sobre su hombro.  Las llaves de la autoridad se llevaban en el hombro en la antigüedad para que cualquiera que mirara supiera dónde residía el poder y reconociera el rango. Las llaves se presentaban a menudo a los reyes o reinas como parte de la ceremonia de coronación. 

¡Una pequeña llave puede abrir grandes puertas! 

Mientras he orado sobre estas llaves y lo que pueden representar, me recuerda que una llave pequeña puede abrir grandes puertas.  Debemos tener grandes expectativas y gran anticipación por todo lo que Dios desea abrirnos en esta temporada.  Jesús tiene las llaves, pero también las pone en nuestras manos.  Lo siguiente es lo que siento que el espíritu le dice a Su ekklesia para esta importante temporada de tiempo: 

La llave de oro 

Al orar sobre la llave de oro sentí que representaba una llave de favor que creo que es una llave maestra que abre muchas cosas. En el Nuevo Testamento las palabras favor y gracia son traducciones de la misma palabra griega, charis, aunque en inglés las palabras tienen diferentes significados.  Este será un tiempo de gracia asombrosa que abrirá el favor sobrenatural.  Podemos venir con valentía ante el trono de la gracia de Dios (favor) para obtener misericordia y ayuda en nuestro tiempo de necesidad.  Esta llave de favor abre las profundidades de las riquezas de Su gracia en un nivel completamente nuevo de entendimiento, dándonos el poder de vivir en un lugar de acceso sobrenatural a las cosas en el cielo y en la tierra. Así como a Eliaquim se le dio una llave que representaba la autoridad gubernamental suprema, Dios está colocando la llave del gobierno del reino sobre los hombros de aquellos que entienden que el favor trae las bendiciones del Señor, pero también la responsabilidad en el reino.  A quien mucho se le da, mucho se le demandará.  Este año se están abriendo puertas de favor, aumentando la influencia en los ámbitos del gobierno, los negocios y los medios de comunicación.  Esta llave de favor abrirá la voz de Eliaquims para traer un cambio sobre ciudades, regiones y naciones.  Un nuevo manto de doble porción será liberado que activará el favor como el que fue sobre José, Daniel y Ester, hombres y mujeres que cambiaron las naciones y liberaron el destino para las generaciones venideras. 

La llave de plata 

El símbolo de la plata en las Escrituras está ligado a la pureza.  Salmos 12:6 declara: “Las palabras del Señor son palabras puras, como plata probada en el crisol de la tierra, purificada siete veces”.   Dios ha estado poniendo las palabras de los profetas a través del fuego para que salgan sin agenda u opinión humana.  El Salmo 66:10 dice: “Señor, hemos pasado por tu fuego; como metal precioso hecho puro, nos has probado, perfeccionado y santificado.” (TPT) Dios no ha tenido miedo de subir la temperatura para asegurarse de que podemos manejar la responsabilidad de un manto profético mayor, un manto de doble porción para este tiempo.

Así como la plata es probada por el fuego, siete veces, el resultado final es que el reflejo del maestro puede ser visto en la plata que ha sido purificada, así creo que el movimiento profético y aquellos que han pasado por tiempos de prueba producirán una mayor precisión, una mayor visión y un mayor poder por las palabras habladas. Habrá una doble porción (doble peh) de unción sobre los profetas de Dios y el pueblo profético en este tiempo mientras Dios restaura Su Voz perfeccionada a Su ekklesia. 

También debemos usar nuestra llave de plata para abrir el tesoro de la sabiduría, la comprensión y el discernimiento como si buscáramos plata. Proverbios 2:1-10 “Hijo mío, ¿Atesorarás mi sabiduría? Entonces, y sólo entonces, la adquirirás. Y sólo si aceptas mi consejo y lo escondes en tu interior tendrás éxito. Así que entrena tu corazón para escuchar cuando yo hablo y abre tu espíritu plenamente para ampliar tu discernimiento, y luego transmítelo a tus hijos e hijas”. Porque si sigues buscándola como quien busca plata de ley, buscando en lugares ocultos un tesoro preciado, entonces descubrirás el temor del Señor y encontrarás el verdadero conocimiento de Dios. La sabiduría es un don de un Dios generoso, y cada palabra que habla está llena de revelación y se convierte en una fuente de entendimiento dentro de ti. Porque el Señor tiene un almacén oculto de sabiduría que se hace accesible a sus santos. Él se convierte en tu guardaespaldas personal cuando sigues sus caminos, protegiéndote y guardándote mientras eliges lo que es correcto. Entonces descubrirás todo lo que es justo, apropiado y correcto, y serás empoderado para tomar las decisiones correctas mientras caminas hacia tu destino. Cuando la sabiduría gana tu corazón y la revelación irrumpe, el verdadero placer entra en tu alma” (The Passion Translation). 

Escuché al Señor decir que esta llave de plata de pureza y sabiduría traería “Soluciones para las Resoluciones”.  La palabra resolución se utiliza a menudo al comienzo del año como en “Resoluciones de Año Nuevo” o aquellas cosas que estamos decididos a cambiar en un nuevo año.  La palabra significa “el acto de encontrar una respuesta o solución a un conflicto, problema, etc., arreglar o resolver algo, tratar algo con éxito, tomar una decisión seria de hacer algo, declarar o decidir formalmente algo por medio de una votación, la capacidad de un dispositivo de mostrar una imagen claramente y con mucho detalle”. 

Dios nos va a dar una visión divina, estrategias proféticas y soluciones que traerán la resolución de algunos problemas de hace tiempo.   

* Algunos de estas cosas serán avances médicos que traen curas a cosas como ciertos tipos de cáncer, desórdenes sanguíneos, enfermedades musculares y neurológicas, así como a la plaga de Covid en la tierra. Empiecen a orar ahora para que estos avances médicos no sean frustrados por compañías farmacéuticas corruptas o gobiernos que buscan prolongar el control.  Veo a los científicos que ya tienen muchos protocolos para salvar la vida de las enfermedades, pero que no se les permite avanzar debido a las estructuras de poder y financieras que los detienen.  Hablamos liberación a estas soluciones este año, en el nombre de Jesús 

* Algunas soluciones traerán resolución a áreas de corrupción en gobiernos, políticas y leyes.  Algunas leyes aparentemente establecidas, juicios y sentencias serán revocados para resoluciones más justas, pero entiendan que esto causará más caos que paz en el corto plazo.  Prepárense para algunos disturbios ya que los lugares torcidos están siendo arreglados para ser enderezados. Los Sebna están cayendo, pero oren por sabiduría, visión y discernimiento sobre cómo la ekklesia debe posicionarse en medio del caos. 

La llave antigua 

La última llave que recibí era una llave más oscura que parecía de bronce o negra.  Parecía antigua.  Parecía una llave que abriría un viejo tesoro enterrado.  En Isaías 45:3 Dios dice: “Y te daré los tesoros ocultos y las riquezas escondidas de los lugares secretos, para que sepas que soy yo, el Señor, el Dios de Israel, quien te llama por tu nombre.” AMPC.   En mi libro, El Decreto de Ciro, escribo sobre este pasaje que tiene una visión interesante para los días que estamos viviendo.  La frase “tesoros ocultos” en hebreo se refiere a la práctica en la antigua Babilonia de capturar las riquezas y armas de sus enemigos y esconderlas en bóvedas subterráneas.  Se refiere a un almacén o bodega donde se guarda una armería de armas y una sala de tesoros de riqueza.  Las riquezas escondidas hablan de un tesoro oculto y enterrado.

En esta temporada Dios está descubriendo y desbloqueando riquezas, recursos, finanzas y oportunidades, pero también liberando un nuevo arsenal de armas para ser utilizadas en este tiempo de guerra espiritual intensificada.  Nuestras palabras serán tanto una llave como un arma.  Nuestro caminar, como tomamos acción y vivimos será tanto una llave como un arma y nuestra adoración será utilizada como arma para ver grandes victorias en esta temporada.  La guerra será la clave para avanzar. 

Una última escritura clave para esta temporada es la de 2 Crónicas 20:22 (sí, otra referencia a este año).  En medio de estar rodeado de grandes enemigos, Dios trajo una gran victoria.  El pueblo ayunó y oró.  El profeta profetizó.  Todos se presentaron en el campo de batalla. Los adoradores trajeron el rompimiento. “Cuando empezaron a cantar y a alabar, el Señor tendió emboscadas contra los pueblos de Amón, Moab y el monte Seír, que habían venido contra Judá; y fueron derrotados“. Después de esta gran derrota, Judá entró en el Valle de Berajá, o el Valle de las Bendiciones y recogió el botín.  El botín será mucho más que dinero en esta temporada.  Serán almas salvadas, familias restauradas, sanidades, milagros, señales y maravillas, ciudades cambiadas, naciones cambiadas y así sucesivamente mientras el Reino de Dios prevalece. Prepárense para que el mundo siga oscureciéndose y volviéndose más caótico, ¡pero este será el mejor momento de la ekklesia!

Un decreto para recibir nuestras llaves

DILO EN VOZ ALTA

Hoy recibo las Llaves del Reino de la mano del Señor para poder abrir más este año.  Las usaré para funcionar en mi papel como miembro de la Ekklesia, para llevar a cabo los propósitos del Reino de Dios en la tierra.  Recibo autoridad y unción gubernamental para gobernar y reinar en mi esfera de influencia.  Recibo la llave de oro del favor y espero que se me abran muchas puertas nuevas de oportunidades. Recibo la llave de plata de la pureza, la sabiduría y la revelación.  Escucharé tu voz de nuevas maneras este año y encontraré soluciones para resolver muchos problemas de larga data, para mí, para otros y para mi tierra.  Recibo una abundancia de riqueza y nuevas armas para prevalecer en tiempos de batalla.  Mis pequeñas llaves abrirán grandes puertas.  Dios abrirá más en mí, para que pueda abrir más PARA mí y luego abrir más A TRAVÉS de mí.  En todas las cosas, Jesús, ¡tú eres la llave de mi corazón!  

Suscríbete a nuestro NewsLetter